CÓMETE UN SEGURO DE VIDA

El atún se convierte en uno de los pescados azules más consumidos en nuestro país, fresco o en conserva (con aceite de oliva, aceite de girasol, al natural o incluso con otros ingredientes como las algas, cebolla…).

El atún se convierte en una de las fuentes más excelentes en ácidos grasos omega-3, siendo sumamente rico en grasas DHA y EPA. Como de buen seguro sabrás, ambas grasas protegen y previenen de las enfermedades cardiovasculares, ayudando a mantener sano el corazón, además de a cuidar el cerebro.

También destaca su alto contenido en proteínas, indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo al convertirse en nutrientes indispensables.

En lo que se refiere a su contenido en minerales, destaca sobretodo la existencia de magnesio y selenio, que precisamente complementan la acción de los omega-3, gracias a que también ayudan a cuidar el corazón.

En lo que se refiere al contenido en vitaminas, destaca su contenido en vitamina E (una vitamina potente antioxidante), y en vitaminas del grupo B (como la vitamina B12, útil para mejorar la circulación).

Fuente: Natursan.net

Anuncios